Los dos departamentos tienen claras las iniciativas con las que buscan una pronta reactivación.

Tras los embates propios de la pandemia, los departamentos de Huila y Tolima siguen apostándole a una pronta recuperación de la economía, por lo que avanzan en distintas iniciativas y proyectos que los conduzcan a esa recuperación.

Por el lado del Huila, la gobernación en cabeza de Luis Enrique Dussán López le apunta a continuar con las estrategias de reactivación e incentivo a la dinámica económica local, por medio de varias estrategias institucionales como ‘Emprendimiento al parque’, un programa de la oficina de Productividad y Competitividad, donde se generan espacios y vitrinas comerciales a los pequeños productores en sitios estratégicos de los cascos urbanos de los municipios del departamento.

Emprendimiento e Innovación

Así mismo, en el marco de la ejecución de la política pública de emprendimiento e innovación creada y adoptada por la Gobernación (a principios de este año), del 17 al 21 de noviembre se llevará a cabo el evento catalogado como el más grande del sur colombiano: el “Huila Fest 4.0”.

Se trata de una semana de encuentros académicos, muestras comerciales, ruedas de negocios, pasarelas de inversión y acercamientos con fuentes de financiamiento (capital semilla, fintech, ángeles inversores, etcétera), como estrategia de impulso,
promoción y fortalecimiento del emprendimiento y la innovación en el departamento.

A estas actividades se suma el ‘Fish Fest 2021’, una feria académica y comercial del sector piscícola, que se realizará en el Parque Santander de Neiva, con la cual se busca promocionar y apoyar la comercialización directa de los pequeños productores piscícolas con las diferentes especies que se producen. En cuanto a los retos y perspectivas para 2022, la administración departamental señala que uno de los más grandes es mejorar los niveles de empleo y ocupación, dado que el Huila –y más directamente Neiva– se han visto afectados considerablemente a causa del covid-19.

“Las estrategias de reactivación económica, emprendimiento y crecimiento empresarial de los sectores productivos fuertes y tradicionales buscan de forma directa mejorar sustancialmente los niveles de empleo y ocupación en nuestro departamento”, sostienen fuentes de la Gobernación, cuya apuesta también incluye la inversión de millonarios recursos de regalías obtenidos en 2021 en los sectores de agricultura, vías e infraestructura, educación, minas y energía, deporte, vivienda y transporte.

Proyectos en desarrollo

Por su parte, de acuerdo con la Cámara de Comercio del Huila, la perspectiva más importante para dinamizar la economía de este departamento en el año 2022 es la operación del nuevo concesionario Ruta al Sur del proyecto 4G Neiva– Mocoa–Santana, con una inversión de $3,9 billones, para reactivar esta importante obra, la cual se complementa con los proyectos establecidos en el Conpes 4023 de 2021, dentro del ‘Programa concluir, concluir, concluir’, donde se destacan intervenciones como la Transversal del Libertador, Isnos–Paletará– Popayán y la Transversal de la Macarena.

“El mayor reto para el próximo año de la Cámara de Comercio del Huila, en sus 90 años de historia, es la puesta en marcha del Centro Empresarial “Huila e”, que será un espacio de convergencia y articulación regional para el emprendimiento, la innovación, apropiación de conocimiento, fortalecimiento empresarial y el desarrollo de las industrias creativas y culturales, donde las ideas se hacen realidad y se contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes con sostenibilidad e inclusión”, recalcan voceros de la entidad.

Y añaden que otro de los retos institucionales es fortalecer la Zona Franca Surcolombiana (ZFS), multisectorial única en los departamentos de Huila, Tolima, Caquetá y Putumayo (en Palermo, Huila), una plataforma para la consolidación de la internacionalización de la economía regional y la atracción de inversión nacional y extranjera para apalancar los procesos de generación de valor agregado, como es el caso de la transformación de derivados mineros, el aprovechamiento de insumos a base de productos como café, cacao y tilapia, y la instalación de empresas de servicios de telecomunicaciones y construcción.

Los retos tolimenses

Para la secretaria de Desarrollo Económico del Tolima, Érika Ramos, dentro de los desafíos que se tienen previstos para el cierre de este año está el fortalecimiento productivo a través de las asociaciones que hay en este departamento, tal como se hizo recientemente por medio de una convocatoria dirigida a 15 de ellas para impulsarlas en este proceso, teniendo en cuenta que en materia de exportaciones el Tolima todavía sigue con muchas tareas pendientes.

Son 21 apuestas que reúnen la producción principal del departamento como café, cacao, aguacate, cárnicos, lácteos, gulupa, mora, albahaca y otros productos que, según la funcionaria, son necesarios seguir transformando, industrializando y generando nuevos valores agregados. A estas asociaciones –anota– al final se les entregarán $10 millones, representados en maquinaria y equipos para que puedan ser más competitivos en sus procesos.

La otra gran apuesta de la Gobernación, con el objetivo de seguir incentivando las exportaciones y la visibilidad de los productos tolimenses en el exterior es ‘Expo Dubái’, una misión comercial que se realiza cada cinco años, y en la que se va a llevar lo mejor del departamento a este destino, donde se desarrollará la feria económica más importante del mundo y a la que se le ha denominado ‘La feria de la reactivación económica mundial’.

Por su parte, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, dice que su administración se ha enfocado en sacar adelante importantes obras de infraestructura educativa, deportiva, vial y de servicios públicos, a través de la financiación de las mismas y con el propósito de preparar a esta capital como una ciudad competitiva y viable para la atracción de inversión, la generación de empleo y que les brinde a sus habitantes todas las garantías y servicios para su desarrollo social, ambiental, económico y laboral.

“Hemos hecho todo nuestro esfuerzo para que en este año quedaran adjudicadas las obras del coliseo mayor, con una inversión superior a los $43.000 millones, el complejo de raquetas, la pista BMX y el tejódromo, entre otras obras que superan los $120.000 millones, adicionalmente a las obras de infraestructura educativa que contemplan la construcción de 28 instituciones que beneficiarán a más de 28.000 estudiantes locales, con una inversión superior a los $200.000 millones”, indica el burgomaestre.

Mientras que frente a las perspectivas para 2022, la Secretaria de Desarrollo Económico de Ibagué, Carmen Sofía Bonilla, afirma que quieren seguir promocionando a Ibagué como ciudad turística, apostándoles a la generación de oportunidades de inversión para la vivienda campestre y así poder desarrollarla de manera ordenada y ambientalmente sostenible, aprovechando sus potencialidades de inversión en el sector rural.

Igualmente, seguir avanzando en hacer de la capital tolimense una ciudad cada vez más competitiva.

“Ya subimos dos posiciones en el índice de competitividad de ciudades 2021. En comparación con el año inmediatamente anterior, hoy estamos entre las 11 ciudades más competitivas de Colombia y eso, sin duda, significará mayor desarrollo, más inversión y más oportunidades de generación de empleo para los ibaguereños”, recalca Bonilla.

A esto se suma el compromiso con la puesta en marcha del Sistema Estratégico del Transporte Público (SETP), de Ibagué. En primera medida, se avanzará con la modernización semafórica en el centro de la ciudad; lo segundo tiene que ver con la peatonalización de la carrera Tercera, desde la calle 15 a la 19, y lo tercero está relacionado con la construcción de estaciones y paralelas por la carrera Quinta, para lo que buscan invertir aproximadamente $35.000 millones.

Más información:
El Tiempo